Web canal-literatura.com 

 

Inicio

Buscar
Tu cuenta

Normas en el Chat

Usuarios
Fotos Usuarios
Recomiéndanos
Sugerencias
Web Amigas
Enlaces
Encuestas
Politica de privacidad

Foro de debate

FOTOS Premios 2011

VIDEO 2011 - Retransmisión

Momentos Ganadores Narrativa 2011

Momentos Ganadores Poemas 2011

VÍDEO2009-Amor en el Tiempo

Leer autores ON-LINE

 

  Visitas

Hemos recibido
10973931
impresiones desde Octubre 2004
 

  ZONA LITERARIA

BLOG Literatura

 

Entrevistas

 

Colaboradores

 

Artículos Interesantes

 

Libros

 

Relatos

 

Reflexiones

 

Cosas Nuestras

 

Herramientas de escritura-consulta



Certámenes

Narrativa Breve

Poemas sin Rostro

 

  Los que nos apoyan

 Región de Murcia

 Ministerio de Industria,Turíssmo y Comercio

Plan Avanza

Región de Murcia SI

 Instituto Cervantes de Damasco

 The Georg-August-University of Göttingen

 Zentrale Einrichtung  Sprachen und Schl sselqualifikationen (ZESS)

 La Universidad Técnica Carolo-Wilhelmina - Braunschweig

 Sprachenzentrum-Centro de La Universidad Técnica Carolo-Wilhelmina - Braunschweig

 IRC-Hispano la mayor red de chat en español.

Escuela de escritores

Escola d''Escriptura.

Instituto Cervantes de Estambul.

Asemur

Expertos en software.

Createa Comunicación.

Marketing Publicitario.
 

 
  Ilustrados y Necios. Por Brujapiruja

   

ILUSTRADOS Y NECIOS

Por Brujapiruja

Ilustrados y necios 

 

    

No dejo de sorprenderme de las actitudes de algunos “ilustrados” actuales. Aunque siempre ha existido esta figura, es ahora,  sobre todo entre  los que rondan los treinta o cuarenta y tantos años que, convencidos de ser “superiores” y de que son la generación llamada a cambiar el mundo, entablan conversaciones desde un nuevo púlpito cuajado de títulos que , como mucho, les capacita para ejercer una profesión.

Por lo visto, estos “seres superiores” no saben que no hace mucho, la educación era un lujo al alcance de muy pocos, que casi la mitad de la población era analfabeta y que antes de los quince años, la mayoría ya estaba trabajando de sol a sol para poder ir viviendo con cierta dignidad. Que los hermanos mayores no estudiaban porque hacia falta un sueldo más para mantener a los pequeños y que si había algo, era para los hombres, las chicas sólo si había mucha suerte y hacían méritos significativos.
Hace muy poco tiempo, éramos un país pobre y nos lavábamos el pelo con jabón Lagarto o hecho en casa, (el champú pertenece a finales de los 60, no digamos el suavizante). Las diversiones eran ir al campo, al pinar, a la playa o a la sierra con un bocata de tortilla a coger piñones y perseguir lagartijas. Si no había para comer ni para estudiar, menos para libros o discos. Los que tenían tocadiscos eran los reyes del mambo y de los guateques. Claro que tampoco había SGAE y podíamos prestar cualquier obra sin tener que pagar por reunirnos a hablar, cantar, escuchar la radio entre amigos o hacer teatro en cualquier sótano.

Estos chicos, como digo, que han nacido en la época de la educación obligatoria, en familias que tuvieron medios para enviarlos a colegios privilegiados o privados y bilingües, que han hecho  master en el extranjero, que saben varios idiomas y pueden comprarse un montón de libros  y cederrones al mes, además del vaquero de moda o el último modelo de móvil,  devoran todo lo que cae en su mano porque hay que parecer “muy culto”. Se creen por eso capaces de mirar por encima del hombro al resto del mundo, tratarlos de ignorantes  ( ”lectores de Best seller” por más señas) y reírse, enmarañados en su propia miel, de quien no tuvo la misma suerte. Ellos son estupendos y su actividad  auto-laudatoria  es tan agotadora que llega a ser irritante. Hasta el más tonto sabe que haciendo una pequeña muesca, aparece  latón detrás del oro.

Muy leídos, pontifican sobre lo que es bueno y malo, lo que deben o no leer los demás y hasta se atreven a ser críticos literarios en base a sus gustos y su experiencia, como si con esos pocos años, ya se hubieran empapado la biblioteca de Alejandría. No sé muy bien que tiene que ver un título profesional con tener la capacidad de decirle a nadie que es lo que le debe gustar, ni en lectura, ni en cine ni en arte ni en nada. Como mucho opinar sobre la propia percepción subjetiva añadiendo a su juicio “según mi parecer” y dejar de hablar ex-catedra.

Nadie nace sabiendo leer ni escribir, unos han tenido la suerte inestimable de llegar a los 30 años con estudios superiores, master, e idiomas pero otros han llegado a la universidad pasados los 65 años, después de una vida de duro trabajo para sacar adelante a su familia y con hambre y sed de educación y conocimiento. Claro que llevan retraso, porque no tuvieron toda esa suerte de privilegios y por desgracia muchos otros no los tendrán nunca.

 Aquí no puedo dejar de hacer mención a la UNED, que facilita de forma extraordinaria la posibilidad de acceso a la educación en circunstacias familiares o laborales difíciles.

Y me sigue sorprendiendo cada día, que estos “ilustrados” sean tan necios y presuntuosos, tenga tan poco conocimiento y perspectiva del mundo que habitan. Que a estas alturas, nadie les haya dicho que no hay cambio posible desde la prepotencia y los barnices y que aún les queda mucho camino por recorrer y muchas historias que escuchar.

Seguramente habrán leído mucho, lo que habría que ver es lo que han aprendido, que a primera vista parece poco o nada.

 

Brujapiruja 2010

Blog nuevo

     

 

 

 
 


 
  ©Asociación Canal Literatura 2004-2012
Web de la Asociación Canal#literatura.Todos los derechos Reservados.2004-2012
Webmaster: webmaster@canal-literatura.com