Web canal-literatura.com 

 

Inicio

Buscar
Tu cuenta

Normas en el Chat

Usuarios
Fotos Usuarios
Recomiéndanos
Sugerencias
Web Amigas
Enlaces
Encuestas
Politica de privacidad

Foro de debate

FOTOS Premios 2011

VIDEO 2011 - Retransmisión

Momentos Ganadores Narrativa 2011

Momentos Ganadores Poemas 2011

VÍDEO2009-Amor en el Tiempo

Leer autores ON-LINE

 

  Visitas

Hemos recibido
10973998
impresiones desde Octubre 2004
 

  ZONA LITERARIA

BLOG Literatura

 

Entrevistas

 

Colaboradores

 

Artículos Interesantes

 

Libros

 

Relatos

 

Reflexiones

 

Cosas Nuestras

 

Herramientas de escritura-consulta



Certámenes

Narrativa Breve

Poemas sin Rostro

 

  Los que nos apoyan

 Región de Murcia

 Ministerio de Industria,Turíssmo y Comercio

Plan Avanza

Región de Murcia SI

 Instituto Cervantes de Damasco

 The Georg-August-University of Göttingen

 Zentrale Einrichtung  Sprachen und Schl sselqualifikationen (ZESS)

 La Universidad Técnica Carolo-Wilhelmina - Braunschweig

 Sprachenzentrum-Centro de La Universidad Técnica Carolo-Wilhelmina - Braunschweig

 IRC-Hispano la mayor red de chat en español.

Escuela de escritores

Escola d''Escriptura.

Instituto Cervantes de Estambul.

Asemur

Expertos en software.

Createa Comunicación.

Marketing Publicitario.
 

 
  La Sexta versus Telecinco

   

“¿La Sexta versus Telecinco?”

Por Luis Alberto Henriquez Lorenzo

Hay un dicho perteneciente al acervo de la cultura popular que reza: “Siempre y en todo lugar habrá personas que, por su actitud y comportamiento en la vida, bien merecerían que se les dijera esto y lo otro y lo más allá, en plan llamarles al atención sobre un particular cualquiera…”. Lo cual no quiere sino significar y poner de relieve que a menudo criticamos el mal que vemos en los otros sin reparar en la gran responsabilidad, culpa y autoría que tenemos cada uno de nosotros en la gestación, propagación y afirmación de ese mismo mal criticado.
Como se ve, lo anterior dicho viene a ser una asimilación de la enseñanza evangélica: “¿Cómo te atreves a decir a tu hermano: Déjame sacarte esa pelusa del ojo, teniendo tú una viga en el tuyo? Hipócrita, sácate primero la viga que tienes en el ojo y así verás mejor para sacar la pelusa del ojo de tu hermano” (Mt 7, 3-5).
Así las cosas, un ejemplo de lo que aquí seguimos podemos detectarlo en la edición del diario Público correspondiente al lunes 28 de septiembre de 2009; concretamente en la última página del periódico, o sea, en la contraportada (página 64), en la sección titulada “Visto/dicho/oído”. Así, en la viñeta situada más a la derecha de la página, debajo de la foto del periodista Jordi González, conductor del programa “La Noria” de Telecinco, leemos que algunos desde Público se quejan de que viene a ser completamente incoherente que desde Telecinco lamenten la radical pérdida de valores que afecta a grandes mayorías de jóvenes en España, teniendo en cuenta que desde ese mismo canal televisivo caracterizadamente desenfadado y superficialoide se emiten programas de muy dudosa ejemplaridad moral: “Gran Hermano”, “Hombres, mujeres y viceversa”, incluso “Operación triunfo”.
En principio totalmente de acuerdo con la observación del periódico Público: es como mínimo desconcertante (como mínimo; en verdad es mucho más grave el asunto) que Telecinco ponga el grito en el cielo lamentando la falta de valores entre las actuales generaciones de adolescentes y jóvenes en España, cuando por otro lado fomenta descaradamente la pérdida y ulterior ausencia de esos mismos valores que sorprendentemente echa en falta en los jóvenes actuales, con la emisión de programas como los tres citados y aun de otros propios de la llamada telebasura.
Sin embargo, La Sexta (que es algo así como la versión televisiva del periódico Público, aseguran que ahora más próximo que nunca antes en su corta andadura editorial de tres años, más próximo a los postulados del PSOE gubernamental) también debe entonar su particular mea culpa porque hasta hace apenas unos meses emitía, cierto que en horario casi de madrugada, los viernes y los sábados un programa apologético de la pornografía; ya no recuerdo el título de ese programa, pero ni falta que hace y, sobre todo, no deseo darle publicidad; además, los perspicaces lectores de este artículo seguro que no encontrarán mayor dificultad en reconocer a qué programa me refiero.
Cierto que Telecinco sigue empeñada en ofrecer diversos programas de descaradísima telebasura (en plan “pan y circo para la plebe”); La Sexta, no, o no propiamente de la factoría de la telebasura, aunque cierto que ofreció hasta no hace mucho ese programa auténticamente infamante y destructivo y nihilista exaltador de la pornografía, en horario no tan tardío ni imposibilitador de la visión del mismo a los adolescentes y jóvenes, pues hoy día es lo más normal del mundo que incluso muchos adolescentes a esa hora vean la tele con gran o total libertad, es decir, sin tutela alguna por parte de sus padres o tutores. De hecho, varios alumnos adolescentes de la ESO (de ambos sexos) a los que di clases en el pasado curso 2008-2009 llegaron a comentarme que veían con frecuencia ese programa de La Sexta. Siendo adolescentes, esto es, inmaduros, personas en formación física y mental y espiritual y cultural, la bazofia pornográfica que veían, pues no se acierta a calibrar…
En fin. Una vez más vuelve a aparecerme como muy claro que el sustrato propiciador de toda esta realidad mediática no es otro, no puede ser otro que el laicismo en su versión más mundanizante y, por ende, más excluyente de Dios.

 

 

© Asociación Canal Literatura 2004-2009

 
 


 
  ©Asociación Canal Literatura 2004-2012
Web de la Asociación Canal#literatura.Todos los derechos Reservados.2004-2012
Webmaster: webmaster@canal-literatura.com