Web canal-literatura.com 

 

Inicio

Buscar
Tu cuenta

Normas en el Chat

Usuarios
Fotos Usuarios
Recomiéndanos
Sugerencias
Web Amigas
Enlaces
Encuestas
Politica de privacidad

Foro de debate

FOTOS Premios 2011

VIDEO 2011 - Retransmisión

Momentos Ganadores Narrativa 2011

Momentos Ganadores Poemas 2011

VÍDEO2009-Amor en el Tiempo

Leer autores ON-LINE

 

  Visitas

Hemos recibido
10809702
impresiones desde Octubre 2004
 

  ZONA LITERARIA

BLOG Literatura

 

Entrevistas

 

Colaboradores

 

Artículos Interesantes

 

Libros

 

Relatos

 

Reflexiones

 

Cosas Nuestras

 

Herramientas de escritura-consulta



Certámenes

Narrativa Breve

Poemas sin Rostro

 

  Los que nos apoyan

 Región de Murcia

 Ministerio de Industria,Turíssmo y Comercio

Plan Avanza

Región de Murcia SI

 Instituto Cervantes de Damasco

 The Georg-August-University of Göttingen

 Zentrale Einrichtung  Sprachen und Schl sselqualifikationen (ZESS)

 La Universidad Técnica Carolo-Wilhelmina - Braunschweig

 Sprachenzentrum-Centro de La Universidad Técnica Carolo-Wilhelmina - Braunschweig

 IRC-Hispano la mayor red de chat en español.

Escuela de escritores

Escola d''Escriptura.

Instituto Cervantes de Estambul.

Asemur

Expertos en software.

Createa Comunicación.

Marketing Publicitario.
 

 
  Érase que se era un socialista de pro

   

"Érase que se era un socialista de pro"

Por Luis Alberto Henríquez Lorenzo

Nacido en una autonomía del norte de España a principios de la década de los sesenta (exactamente en 1962), desde los 16 años de edad no se le conoce más plena dedicación que la política partidista, de la que percibe en la actualidad, ocupando el alto cargo ministerial o partitocrático que ocupa, el nada desdeñable sueldo de 9.000 euros mensuales brutos. Sin haber ni acabado los primeros cursos de la carrera universitaria que en su momento inició, nuestro prócer político de izquierdas tiene unos emolumentos ¡incluso superiores a los que  creemos que percibe José Manuel Soria, el jefe del Partido Popular en Canarias, segundo de a bordo del Gobierno Canario, paradigma este político, porque se lo ha ganado a pulso, de los que están en política no por justicia y pudor, que diría el filósofo personalista Carlos Díaz, sino para defender intereses partidistas, clasistas, reaccionarios, neoliberales y burgueses!

 

     De manera que es inevitable preguntarse, en esta España de los casi 5.000.000 de parados y en vista de la más que manifiestamente deleznable traición de políticos como el gallego José Blanco (¿a que sí acertaron con el nombre del político de marras según los datos y pistas por mí ofrecidos?) a los auténticos ideales de socialismo y solidaridad, preguntarse con tantas personas que sí presentan un currículum vitae encomiable y que están en paro o en la economía sumergida o buscándose la vida como pueden, qué explicación encuentran a esta circunstancia tan injusta. Y sobre todo, qué hacen o cómo proceden para no desesperarse ni volverse locos ante la contemplación de tamaña ignominia. ¿Será porque nos hemos vuelto tan como irremediablemente insensibles a los, hasta no ha mucho, nobles ideales de solidaridad y justicia social?

 

     De igual modo, habría que preguntarse con los comunistas canarios que en el pasado 1º de Mayo se manifestaron en Las Palmas de Gran Canaria conjuntamente, en un gesto buscador de la unidad de los comunistas de Canarias. Yo, que empero no soy comunista aunque ello no importa al caso ahora, les preguntaría a ustedes que me explicaran satisfactoriamente cómo es esto posible y, sobre todo, cómo tendríamos que asimilar, un día sí y otro también, la ignominia de todos esos casos de políticos falsamente de izquierdas y socialistas que viven a costa del buen nombre que un día cada vez más lejano tuvo la organización política a la que dicen representar.

 

     Y hacer partícipes de la misma pregunta, suscitadora de perplejidades, a todos los entusiastas de la historia del movimiento obrero y a todos los militantes sociales que, desde el ateísmo, el agnosticismo o las distintas formas de teísmo, aún siguen creyendo en el socialismo militante, compasivo y solidario: cómo encajan, en su organigrama interno de convicciones y fidelidades, realidades ya he dicho que ignominiosas como que un sujeto con tan poco oficio y beneficio como el gallego José Blanco o Pepiño Blanco siga viviendo del cuento de pretender pasar por ser socialista sin serlo en absoluto, dando así una patada a la experiencia de sí auténticos socialistas de pro como Bruno Alonso o Julián Besteiro –por sólo citar a dos en España-, al tiempo que les toma el pelo a tantos parados y empobrecidos (sí, digo bien, empobrecidos) como ya hay en España.

 

     Para concluir: Estas observaciones mías, tan meridiana y elementalmente obvias para cualquier persona con un mínimo de auténtica conciencia social, por desgracia no aparecen con la frecuencia con que debieran en los aún grandes medios de comunicación de masas (radio, televisión, prensa e Internet). Qué pena.

 

3 de mayo 2010.

LUIS ALBERTO HENRÍQUEZ LORENZO. Licenciado en Filología Hispánica.

 

 
 


 
  ©Asociación Canal Literatura 2004-2012
Web de la Asociación Canal#literatura.Todos los derechos Reservados.2004-2012
Webmaster: webmaster@canal-literatura.com